17 de enero de 2004

Celda

Por qué cuando pienso en ti duele. Siento un pinchazo, un temblor, un escalofrío, se me cierra la garganta y no me deja hablar como quisiera. Eso no se controla. Puedo amaestrar la mente, autoconvencerme de que me haces mal, prohibirte un sitio en mi corazón, buscarme una vía de escape para cuando me acosa tu fantasma. Pero no consigo evitar esa borrachera de sensaciones cada vez que te veo. Cómo hacer para que te alejes de mi alma.

2 comentarios:

Galaa dijo...

Tan real, que duele.

bárbara dijo...

"Eso no se controla"..qué cierta esa frase.

¿Por qué se empeñan en hacernos creer que sí se puede?

Qué fácil se ve todo desde fuera.