31 de octubre de 2009

tareas pendientes

Cántame una canción de tren. De ésas en las que pareces escuchar la lluvia rebotando fuerte sobre la chapa del furgón, y son tan reales que serías capaz de dibujar las vías, persiguiendo la luna en mitad de la madrugada. Cierras los ojos y vuelves a ser una niña, frágil, vulnerable. Tal vez nunca deberías cerrar los ojos en presencia de ciertos hombres. Dime lo que pretendes encontrar y puede que invente algún sitio por el que empezar a buscarlo, intentaré que sea lo suficientemente lejos y no tengamos motivos para echarnos de menos. Mientras juegas a despeinarme tratamos de decidir en silencio quién es el culpable, quién debe hacer el esfuerzo por mantener esta historia en pie; pero lo más terrible fue haber añadido todas esas palabras a nuestro diccionario: esfuerzo, flote, sacrificio. Sé que nunca te gustaron los finales tristes ni la última hoja de los calendarios; siempre preferías abandonar la sala a oscuras, con la pantalla iluminando tu pelo, sonreír al pisar la calle y mezclarte con los asistentes al desfile. Ahora tú estás pensando en escapar de aquí con las primeras luces y yo también; el blanco y negro acabó por consumirnos casi sin darnos cuenta, y los engranajes simplemente se oxidaron y dejaron de funcionar. Lo único que nos mantiene atados la certeza helada de que, aunque tomemos caminos opuestos, es inevitable que nos volvamos a cruzar.

7 comentarios:

LoOla dijo...

La vida es un pañuelo :D

Y qué me lo digan a mí, la ex de mi ex (hoy una de mis mejores amigas) de tonteos con el hermano de mi mejor amigo, mi mejor amigo (leáse mi amor platónico) sin dirigirme la palabra tras haberme confensado el día de mi 18 cumpleaños que después de un año seguía pillado de mí... Y todos en la misma madeja, y todo llegará a ser peor xD

uN BeSo brujo de niña mala rubia.

La puta que no te parió dijo...

"Penelope, lara lara lara ra ra...

Beatriz dijo...

No sé como consigues gustarme tanto! Muák!

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

Tan inevitable, como en las tragedias griegas..
Como decía una amiga mía :"Tengo todas las enfermedades de la tragedia griega"

geheugen dijo...

Volverán cuando sea el tiempo de vidas aprendidas,
de caminos andados,
de la valoración que solamente puede dar la distancia.
Volverán cuando hayan recorrido senderos, llantos, camas, brazos,
adioses, sombras y mañanas soleadas.

Para no contarse nada de lo que fue en su ausencia,
para darse las manos y decirse al oído mutuamente.

-Ahora sí se quién soy… y sé quién eres.-
Antes de eso, ya no importa nada.

Tu no escribes…
vives en palabras y nosotros vivimos en leerte.
Gracias

Isabel dijo...

Andaba buscando monedas para comprar una felicidad que no es la mia, y me encontré tu frase: "Dime lo que pretendes encontrar y puede que invente algún sitio por el que empezar a buscarlo" asi que te pido permiso para usarla... ;)

Elena -sin h- dijo...

Si me voy, tendré que buscar una maleta en la que quepa todo esto...