20 de octubre de 2007

contepomi

La chica era capaz de hablar durante horas, tocaba todos los temas y en todos desarrollaba sus tesis con idéntica profundidad. Si comentabas algo acerca de la música que estaba sonando, debías estar preparado para una catarata de nombres, apellidos y valoraciones personales: de Gershwin a Bach, en seis pasos, tocando de refilón a Springsteen y Nick Cave. Sobre cine también tenía mucho que contarte: la evolución de las formas plásticas en la segunda mitad del siglo pasado, cómo habían ido cambiando los guiones en favor de la interpretación… todo esto iba acompañado de botellines de Quilmes, lo que le daba a la atmósfera un aire transitorio, como de sala de espera en un aeropuerto internacional. No podía parar de hablar. Y tú te cansabas de fingir interés, pero ella parecía no notar la actitud, aunque todos los demás te daban con el codo y te guiñaban el ojo. Sonaba “Dead flowers”, y te veías envuelto en una discusión acerca de las ventajas y desventajas de la afinación abierta. No había nada que tú hicieras que ella no hubiese experimentado con anterioridad, no quedaba ningún lugar en el mundo sin pisar. Estaba claro que esa noche, tu trabajo era soportar estoicamente en la retaguardia mientras la estrella del equipo anotaba todos los puntos. Pero lo peor llegó cuando cerró el bar en el que estábais, y tuvisteis que trasladaros a otro cercano. Entonces empezó a bailar.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Graciaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas, ayer estaba queriéndole definir un estilo de música a alguién y no me salía la palabra Gershwin ni de coña, por supuesto que el músico que sonaba era otro.

Beeeeeeeeeeeeeso

tAmArA dijo...

I hate that kind of people........... que pretender que no me crea que aún puedo descubrir algo.

En fin..

Sherezade dijo...

Y en realidad no sabía lo más importante y temía demasiado que fueses tú quien se lo enseñase.

Quiero ir a ese bar antes de que cierre....a tomar un vozka con cocacola por ejemplo.

devy dijo...

Siento el error pero paso muchas veces por tu pagina porque me gusta mucho como escribes,y siempre si pongo algo que no escribo yo misma aludo de donde lo he sacado,me parece una falta de respeto copiar y pegar sin decir quien es el autentico creador.
Siento si no viste que lo decia,pero en la primera entrada que puse explico que fue el tuyo en el primer blogspot que entre y que algunas de mis entradas son algunas de mis favoritas que escribes.
No pretendia enojarte,lo siento.

Anónimo dijo...

Que duro eres con la pobre chica. Quizás solo pretendïa ilustrarte en el maravilloso mundo de las artes y las letras.
Si la vuelves a ver , yo que tu guiaría la conversación hacia temas que te interesen para que luego no haya quejas.

Pamela Bram dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pamela Bram dijo...

Cada vez que te leo... pareciera ser que un nueov nombre acaba por comerse a la chica de la historieta.

Yo me quedo en las cuerdas de la Carrie Tree

Marta dijo...

Eso de "entonces empezó a bailar"es bastante cruel. Que pena, con lo majo que pareces cuando hablamos contigo....