20 de agosto de 2007

la velocidad de las nubes / cortina abierta

Corrías hacia todas partes, sin rumbo, buscando la verdad en los rincones más escondidos. Peleándote frenética con cualquier sombra que pudiera delatarte. Vivías con la certeza de que todo cuanto habías sido era infinitamente pequeño, una piedra en mitad del desierto; y que lo peor aún estaba por llegar. Por eso lo único que hacías era huir; como un potro trata de escapar del brillo de la luna, con una mezcla de miedo e inconsciencia. Te movía un motor mucho más potente que cualquier emoción anterior. Siempre hacia delante, o al menos era esa la intención. Pero desde dentro del huracán no puedes pararte a decidir cuál es el sentido correcto en cada duda; te dejas llevar por la inercia y lo juegas todo a la primera mirada que se cruza en la oscuridad y el humo. Ni siquiera sabes por qué estás donde estás, incapaz de verte desde fuera. Afortunadamente cuando pensabas que ya no quedaban alternativas ni balas en el revólver, te diste cuenta de que cada una de tus palabras no habían muerto, sus ecos todavía resonaban, haciéndote ver que el folio estaba aún en blanco. Y ahora se abre un camino nuevo, o al menos una nueva forma de avanzar; das cada paso con una intención y un sentido evidentes. Sólo es cuestión de distinguir las voces, de percibir los ecos y los gestos que te alimentan.

10 comentarios:

alakazaam! dijo...

Viento
sudor
voces
ecos
emoción
mieda
avanzar
resonaban
intención
revólver
frenética... ¡y tanto!

MalaMalísima dijo...

... ni balas en el revólver ...
Ummm, me temo que siempre quedan balas en el revólver y ¡hay tantas clases de balas y de revólveres!
Me gusta lo que escribes, aunque naturalmente interpreto a mi modo.
Sonrisas.

Sherezade dijo...

Quizás tengas razón...

...pero es tan difícil darse cuenta.

Este lo guardo. Porque me gusta. Por certero.

Octavia dijo...

Por eso lo único que hacías era huir; como un potro trata de escapar del brillo de la luna, con una mezcla de miedo e inconsciencia...QUE LINDO...

Just dijo...

=O
Sólo es cuestión de distinguir las voces, de percibir los ecos y los gestos que te alimentan

u_u

ph dijo...

resultado de las busquedas quedan las emociones..y lo lindo que nos regala el futuro es de seguir buscando...y encontrando

Anónimo dijo...

Llevo un par de horas leyendo todo lo que has escrito.
Me encantas.
Seguiré leyendo.

Beauséant dijo...

y dice que sólo es cuestión de distinguir las voces y ecos.. como si eso fuese fácil, esa, me temo, es tarea para casi toda una vida...

tAmArA dijo...

HOla Jesús,

He caído en tu blog, quizás llevada por el viento; y por no sé muy bien qué factor, me quedo porque me encanta.

Me lo apunto, lo marco, me deleito.

Un saludo

Dime que dijo...

¿Se te rompió el teclado?, a ver si tipeas algo resalao que no encuentro ná pa leer que me interese últimamente.

Beeeeeeeeeeeeeso