11 de septiembre de 2007

track 9

Recuerdo la oscuridad de una sala de cine y tu cuello eterno latiendo bajo mis labios. Si cierro los ojos, es la primera imagen que aparece al recordar los días junto a ti. Hace tiempo que descubrimos que bailamos a ritmos distintos y yo sigo volando en solitario sin parar en ningún puerto; pero eso no impide que todavía seleccione con el máximo cuidado mis palabras al imaginarte, mientras sonrío y afirmo que a nadie he amado más. Sigo marcando este día en rojo, como una fecha importante, fundamental en mi vida, del mismo modo que me estremezco una determinada mañana de julio. Y tengo la certeza de que no dimos ningún paso en la dirección equivocada, simplemente recorrimos un camino que nos llevó a destinos diferentes pero necesarios para ser las personas que hoy somos. Por eso hoy de nuevo me asomo a la ventana y te envío mis abrazos más largos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

TQM

Sherezade dijo...

Me has hecho sonreír.
Desde dentro.

Srta Cangrejo dijo...

Me has hecho ser tú recordando, viendo ese momento.
Qué lindo, me agradó estar en la memoria de un extraño.

Pooh dijo...

Llevo tiempo pasándome por aquí, y me encanta todo lo que escribes. Me gustaría llegar a poder escribir así algún día, estoy en ello...

mi misma dijo...

Stá maish munito, pero joderrrrr, que encuentro desencontrao, ni las telenovelas de la tarde son tan crueles pa dejarnos sperando el beso.

Te mando uno con muchas e, a ver si lo endosas guapo!

Lágrima del Guadiana dijo...

No encuentro la forma de medir mis palabras ni de dosificarte. Leerte es retomar un viejo escalofrío de doble recorrido que creía perdido en algún punto de la espalda...

tAmArA dijo...

Me remito a un genio:

"Es tan corto el amor y tan largo el olvido.. "