26 de enero de 2010

las palabras que caen de los bolsillos

tengo el manual de instrucciones

en todos los idiomas que no conozco

y una certeza subiendo por el brazo

que poco a poco se ilumina sonrisa

las nubes bailan bajo mis pies mientras te espero


no he perdido tanto tiempo como creía

caminando en línea recta

alejándome de las flores secas

más bien he cambiado varias veces el rumbo

y me he encontrado con huellas que pensaba borradas

por dejar respirar las horas muertas

al correr hacia ti sin conocerte


dos pájaros de miel me miran

como sombras de árboles desnudos

respirando poemas a oscuras

y dejan esa sensación huérfana

de estar rozando con los dedos algo

durante el tiempo necesario para comprender

que acabará escapando inevitablemente


tal vez deberíamos dejar de medir en días, semanas

y empezar a hacerlo

en abrazos

intensos

11 comentarios:

LoOla dijo...

Medir la vida en abrazos...
Mmmm...
No suena nada, pero que nada mal.

Te dejo un rompe-huesos.
Muak.

Beatrix dijo...

Tocaste a este dolido corazón.
Precioso.....

mebusko dijo...

y q bonito el tiempo medido en abrazos o latidos..
un saludo

Estepa Grisa dijo...

todo es muy cine negro, ultimamente...

Irene dijo...

Precioso :)

RMC dijo...

Excelente y reflexivo texto,
un placer pasar por tu casa,
que tengas una feliz semana
un abrazo.

un poeta con alas dijo...

buen final!!!! de los abrazos

La niña de la vía láctea dijo...

o medir en besos, que seguro que es más bonito.
como siempre ¡espectacular!, muás

Seven Cyanidè dijo...

Qué hermoso!
Esas medidas son las más hermosas... y a veces las que más cuestan determinar.
<3

Vis dijo...

Dices tanto. Es realmente bonito. Gracias.

Saluditos.

platabanda dijo...

Me encanta que dejemos de medir el tiempo en días, semanas y empezar a hacerlo en abrazos
me fascina
me hago seguidor
http://unidadesgraficas.blogspot.com/2010/02/30-mundos.html