4 de junio de 2009

cartografía

pero el misterio, el verdadero misterio, está en otra parte. En el instante inmediatamente posterior, cuando ya te has ido pero aún queda tu halo, y puedo releer la huella de tu cuerpo sobre las sábanas y  sentir que todos los diques se rompen ante esa música callada que desprendes. Reconstruir el sueño. Tengo las yemas de los dedos heladas, pero mis manos están ardiendo. Mientras, escucho tus pasos perdiéndose calle abajo, e imagino la sonrisa en tus labios. El pelo agitándose desafiando el viento sur. Cerrando los ojos para evitar que se escape nuestro trocito de vida, alimentándonos las ganas sin fecha de caducidad ni promesas a la vuelta de la esquina. En ese momento toda tu presencia eterna se concentra en un único punto, implosionando en si bemol, y es entonces cuando me siento más cerca del centro. Cuando casi soy capaz de resolver el misterio.

8 comentarios:

Estepa Grisa dijo...

Ojalá fuese tan poética como la escribes tú.

LUCC dijo...

A veces me gustaría conocer a las mujeres a las que van dirigidas esas letras. Llámalo curiosidad.

amsha dijo...

poesía...eso es!

Anónimo dijo...

¡Insisto en la falta de música!

Beeeeeeeeeeeso

Elena -sin h- dijo...

Y lo resolverías arrancando las notas adecuadas. En una de tus múltiples guitarras ;)

Anónimo dijo...

ya decia yo que te había leído en algún sitio...

http://www.fotolog.com/xayi/38707870
http://www.fotolog.com/xayi/38824690

(...)

Anónimo dijo...

ya decia yo que te había leído en algún sitio...

http://www.fotolog.com/xayi/38707870
http://www.fotolog.com/xayi/38824690

(...)

Anónimo dijo...

Bueno... hay música... peeeeeeeeeero como, por supuestíííííííísimo, me debo al inconformismo gatafloriano con el que mi naturaleza hormonal me hostiga y no redacté mi insistencia correctamente, reitero y amplío:
Falta la música que de tus letras supongo compones y/o/u ejecutas.
Igual me quedo un ratito oyendo la que propones.

Beeeeeeeeeeeeso