28 de diciembre de 2010

caracolas y caricias

Caracolas y caricias se enredan en tu vientre
como retazos de una playa que hoy nos pertenece.
De pie frente al mar, en silencio,
descalza y con tu abrigo gris,
sabiendo que te observo desde la arena.
Hay una única nube en el cielo, testigo mudo de la escena,
pero el viento aquí es frío
y nos envuelve como en una noria.
Pronto subirá la marea,
te girarás sonriendo
y entonces el tiempo se detendrá de nuevo
para permitirnos abrazar la sal a ciegas,
beber el aire seco
que nos brinda una tregua inoportuna.
Tal vez aproveche el momento
para intentar devolverte en un descuido
alguno de esos besos
largos
que te debo.

9 comentarios:

Meme dijo...

Yo también quiero ver el mar...

Estepa Grisa dijo...

un descuido muy cuidado :)

que estés pasando unas buenas fiesta, Jesus

Anónimo dijo...

La espuma sigue rugiendo cuando tiembla bajo mis pies descalzos
mientras pienso que esto hace tiempo que dejó de ser sólo sexo.
La interminencia de pensamientos me hace dar vueltas
y mi talón caba un surco en la orilla.
Me apareces entonces intermitente, sentado en la arena, a lo lejos,
con tu jersei de lana y la nariz pintada de frío.
A tu lado mis zapatos y los tuyos son los testimonios,
enlazados a nuestra carne y amor;
¿y si nos echáramos al mar por última vez? pienso,
mientras retengo las lágrimas y y te sonrío.
Tu coche chispea bajo la interminencia de una nube, furia del invierno,
y pronto la marea cubrirá esas heridas
que me provoca el volver a estar lejos de ti.
Quizás este dolor lo calmen
esos besos arriados que me debes.

PiLaR mArTiNeZ dijo...

...una sonrisa puede mover montañas... todo por verte sonreir!!
Me ha encantado!!

Alicia María Abatilli dijo...

Te han respondido, ahora es tu tiempo de hacerlo y prodigarle esos besos que te está pidiendo.
Un saludo cordial.
Alicia

Estepa Grisa dijo...

no hay nuevas señas, porqué no hay ningún otro proyecto de blog

aún así, sigo pululando por aquí :)

Alma de mandarina dijo...

De pequeña me gustaba montar carreras de caracoles.

Beauséant dijo...

y ese alguien seguirá esperando, seguro, que la marea le traiga todo eso...

Anónimo dijo...

The more sand that has escaped from the hourglass of our spring, the clearer we should get a load of from one end to the other it.
http://iflry.org/members/miguel2mcguire.aspx