6 de abril de 2010

VY2505

Abróchense los cinturones, pongan su respaldo en posición vertical. Abrí el primer cajón buscando las respuestas a las preguntas que todavía nadie me había hecho, y encontré nuestros torpes cruces de caminos, el comienzo y sus múltiples significados, dibujados en la servilleta de aquel bar. Desde entonces he sido testigo mudo del milagro diario, las primeras luces que reflejan tu pelo que refleja el mar que refleja las primeras luces y así hasta el infinito. Las tardes que se convierten en noches sin darme cuenta, demasiado ocupado tratando de anticiparme al siguiente movimiento de la ruleta para aterrizar a tu lado. La poesía de verdad ni se escribe ni se pronuncia, sólo podemos intentar rozarla con la punta de los dedos mientras se sumerge en la oscuridad, retándonos a ir tras ella. En un giro final seríamos capaces de escuchar su carcajada, antes de perderla de vista. La fiereza de los versos que apurábamos como si sólo nos quedara esa tabla de salvación, más allá de la única isla desierta que encontramos abierta en la ciudad. Brindemos por los recuerdos que nos asedian al despertar. Todos los incendios que provocamos, tan imposibles de extinguir como el sol allá arriba. Nunca fue tan sencillo crear y destruir emociones, parecían de papel, y nos daba tanta pereza alterar el rumbo que nos dejábamos llevar a la deriva. Abrí el último cajón buscando una salida de emergencia, y encontré nuestra colección de polaroids borrosas, como si al nacer ya intentaran escapar fugaces entre la niebla. Detrás de cada polaroid una palabra diferente, todas las mentiras pronunciadas en la oscuridad de una sala de cine. El avión va a tomar tierra, desconecten todos los dispositivos electrónicos, pongan su respaldo en posición vertical.

5 comentarios:

_____ H e l e n a dijo...

wow, hermoso.
que decir, si ya todo esta dicho.
me encanto.
un abrazo.

Estepa Grisa dijo...

a veces escribes tan bonito que duele

(bueno, "a veces" se queda corto)

Insthar dijo...

De entre todos los blogs que sigo,que noson muchos...el tuyo tiene un toque especial, me gusta leerte.
Un beso

Victoria Dubrovnik dijo...

"La poesía de verdad ni se escribe ni se pronuncia, sólo podemos intentar rozarla "... Me quedo con esa frase... Y sí, con el resto del post también ;-).

Me gusta como escribes. Tus letras saben a jazz, a barra de bar, y carretera sin destino...

Beauséant dijo...

un conjunto de polaroids borrosas con mentiras escritas en el reverso, es una de esas imágenes que resumen tanto que casi se quitan las ganas de decir nada más...