18 de marzo de 2009

lobos

El chico atormentado sólo pretende llevarte a su territorio, y tú aún te planteas si es lo que te apetece o prefieres bajarte en la siguiente estación. En cambio, el chico que va a salvar el mundo ya es capaz de montar y desmontar su fusil con los ojos vendados, y en el escaparate de la tienda de la esquina sólo quedan saldos y oportunidades pasadas de moda. Mientras tanto parpadea el semáforo y tiemblas de miedo, pensando que aquel hombre que te mira desde el otro lado de la carretera se va a acercar a ti. A preguntarte la hora. A pedirte fuego, cualquier excusa ridícula. Y luego vuelta a empezar. Y aún hay otro chico más, que sonríe sin motivo y sólo espera, fuma a solas y espera, a que llegue la última hora y todos los demás se hayan cansado de la música. Si tuviera que prestarte un consejo trataría de darte todo lo necesario para no depender de este tipo de circunstancias. Te enseñaría que la mayoría de los chicos atormentados son sólo lobos con piel de cordero, e intentaría hacerte comprender que, en el fondo, tiene más mérito crear de la nada que intentar reproducir maneras y gestos. Pero no le des muchas más vueltas, ni busques segundas lecturas: al fin y al cabo hace tiempo que las nubes se fueron y estoy demasiado al sur de todos los mapas.
yo soy un arrecife seco en mitad del desierto,
y tú la flor que crece desnuda entre las rocas.

7 comentarios:

ríoabajo dijo...

Tal vez a alguien se le pasó por la mente enseñarme lo mismo hace tiempo, pero quiso esperar a que yo lo aprendiese.

Anónimo dijo...

¿Seco?
Bufffffffff
Se habrán ahogado unas cuantas allí cuando había agua!!!!
¿Y la música pa cuándo?

Beeeeeeeeeeeso

Elena -sin h- dijo...

Tú nunca has sido así, ni aunque lo creyeses al ver tanta arena yerma alrededor.

LEO dijo...

Empecé ayer, 23/03/09 a leerte. Voy por el año 2004. Todo, todo,todo,todo lo leido me parece una preciosidad. Trabajo por las noches, y por el día también, y lo único que deseo es llegar mañana a este regalo con el que me puedo encontrar todos los días. Si alguna vez decides dejar de escribir,lo sentiremos muchos personajes a los que nos haces realmente falta.
FELICIDADES.

Beauséant dijo...

por suerte los lobos hambrientos nunca comen flores desnudas entre las rocas..

Estepa Grisa dijo...

viniendo de ti me lo tomo como todo un halago.

Anónimo dijo...

Ahora que me lo pienso, mentira ya lo había pensado, ahora que lo escribo, este post parecieran palabras de un padre a una hija.
Venga uno nuevo, a veces unas letras significan más de lo que se puede leer.