11 de abril de 2008

fuego amigo

Quieres darme consejos, pero siempre terminan volviéndose amenazas. Al fin y al cabo, eres siempre el primero en salir corriendo al escuchar las sirenas, y conoces perfectamente cuáles son las piedras que indican el camino y no deben ser arrojadas. Decidiendo cuándo volar, cuándo respirar; recuerdas lo que no puedes hacer pero has olvidado que también ellos buscan algo de ti cuando las luces se apagan. Las constelaciones parpadean hacia el norte y siempre creíste que eras el único capaz de interpretar esas pequeñas señales; ahora conoces la entrada principal y el callejón de atrás, no hay más sombras ahí fuera que dentro de tu cabeza y tienes muy claro que las escaleras bajan hasta el sótano pero no se detienen ahí, siguen descendiendo a la espera de que tomes una decisión. De que cierres los ojos, respires hondo y comiences a chapotear para mantenerte a flote. Puedes descartar las opciones correctas y quedarte sólo con las sábanas colgadas y el barro en los zapatos, pero no pretendas que nadie venga a ocupar tu lugar cuando te quedes dormido: en eso sí consigues ser genuino. Sonríe. Dispara. Antes de ser un ángel deberías aprender a borrar tus huellas.

7 comentarios:

Tormenta. dijo...

¿Y la inspiración?¿De dónde viene?
¿de dónde la sacas?.. Es solo escribir lo que piensas?¿pensando lo que escribes?o sintiendo?

¿De todo un poco?
Vale,no más preguntas, solo pensaba en alto..

Un besazo Jesús..ojalá todo el mundo supiera interpretar las señales,creo que muchas personas tal vez ni las vean.

Besos!

ph dijo...

Cada sentido...tiene una nueva señal que no lleva a otros niveles..ese descenso al sotano y mas alla..ha sido fascinante..aleccionador..
Tus palabras hechas prosa..sentimiento..inspiracion..consejo ..siempre llegan a sorprenderme.
te comento poco..pero no te preocupes tu blog esta en mis favoritos...y solo estas tú

Alma dijo...

Hacía mucho que no escribías, este post lo leí el otro día pero con mucha prisa, hoy quería leerte con calma de domingo.

Tienes buena puntería, ajustas las palabras y disparas. Me gusta mucho tú forma de decir las cosas, pero eso ya lo sabes.

Un abrazo.

Alma.

No dejes de escribir.

Elena -sin h- dijo...

A esto, sin duda, deberías ponerle música.

Beauséant dijo...

los ángeles dejan huellas, pero no llevan a ningún sitio.. mejor no seguirlas.

Cascabel dijo...

Por qué conocerse tan bien sirve de tan poco?

Saludos

Beatrix dijo...

Palabras tan asertivas deberían decirse a la cara, si es que se tiene la posibilidad ( porque siempre se vá él primero) ¿no crees? Hay mi amigo, mi ángel de la guarda que se marchó sin pensar en lo que dejó.
Intenso post. Gracias y un abrazo.