16 de noviembre de 2006

tu tacto al despertar y el Álgebra de Boole

Cuéntame otra vez cómo convertir esta baldosa rota en abrazo eterno, en cuarenta y tres minutos traduciendo tus ojos, en tu capacidad innata para interpretar mi partitura a cientos de kilómetros de mis cuerdas. Soy incapaz de descifrar el misterio que me convierte en número irracional mientras tú lentamente te vas volviendo consonante impronunciable, juntos iluminados por los televisores sin sonido en el escaparate de la tienda de electrodomésticos; yo con los brazos cubiertos hasta los codos de polvo y tu sonrisa al final de una escalera, da igual si arriba o abajo pero cerca. La duda se vende cara y siempre cobra intereses, así que a menudo olvido el método para resolver el sistema compatible indeterminado que forman tus dedos entrelazados con los míos, atrayéndose por fuerzas desconocidas; unos cuantos pasos descalzos sobre la hierba y los tres bancos de madera que nos miran desde el otro lado del estanque. Tú conoces las soluciones, las coordenadas exactas donde alguien escribió nuestra historia con tiza de dos colores y ahora nada, ni siquiera la lluvia puede borrarla. Porque todavía late, respira, es algo vivo que debería ser explicado en las universidades: instrucciones para volar. No hay más.

9 comentarios:

biosofia dijo...

A bueno, no pedís explicaciones livianas hombre!
Si recién se despierta dale tiempo de desayunar, que sus neuronas deben estar confundidas todavía.
Digo yo, tú sabrás.
Beso

Sherezade dijo...

Las retículas booleanas... (chivatazo de la wikipedia a ver que te vas a creer...), todo termina reduciéndose a tizas de colores que ni la lluvia de hoy sea capaz de borrar (aunque nos meta el invierno en las costillas).

Y para volar sólo tienes que cerrar los ojos.

txe dijo...

teoría de dos juntos?

Bluma dijo...

...da igual si arriba o abajo pero cerca...

Mata dijo...

Aún queda esa arco iris invertido imitando tu sonrisa de mil colores y tus brazos cruzados sobre el pecho como una ecuación por resolver...

Witilongi dijo...

El álgebra de Boole qué recuerdos de cuando era estudiante. Si le sueltas esas cosas tan bonitas mezcladas con matemáticas a una muchacha no se te va a arrimar nunca.

biosofia dijo...

Witicomosediga: ¿Estás queriendo decir que una muchacha no está en condiciones de entender matemáticas "querido"?

paula dijo...

por qué 43?

Ella dijo...

Si "No hay más"...
...vida tampoco.